domingo, 21 de junio de 2015

Ya se van terminando algunos trabajos.


 Terminada la huesera de caña y probando el sonido.



El cajón suena y aguanta mi peso.

 Los bongos latosos ya se pueden tocar.


Y el botellófono está listo para añadirle el agua y afinarlo.

Al ukelele solo le falta encordarlo.

El gran palo de lluvia terminado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario